lunes, 13 de diciembre de 2010

ENVEJECIMIENTO POBLACIONAL: ROBOTS, EXOESQUELETOS Y CYBORGS

Los medios de comunicación no cesan de vomitar falacias sobre “el problema” del envejecimiento poblacional en los países desarrollados. Día tras día nos comunican los políticos y lobbies empresariales que la inversión de la pirámide poblacional es “insostenible” – ahora a todos les encanta emplear esa palabra, desvirtuando con ello el concepto de sostenibilidad ecológica, etc. –, para el actual sistema económico y social.

Todo es mentira queridos amig@s. Aquí lo único insostenible es el sistema, no el envejecimiento poblacional. Tenemos que dar un paso evolutivo y abandonar ya el corrupto, obsoleto, injusto y asesino sistema capitalista global, y todo lo relacionado con él. El conjunto de la humanidad posee, actualmente, el conocimiento científico y la tecnología suficiente como para cambiar a un sistema totalmente sostenible, respetuoso con el planeta y su biodiversidad, además de eliminar el hambre, la pobreza, etc. Es el actual establishment global el que no desea perder sus privilegios. Es el establishment el que no desea que las cosas cambien y por ello, un remedio tan involutivo como es el alargar obligatoriamente la edad de jubilación, y otras injustas medidas similares, son adoptadas con facilidad. “El actual antisistema global” – “ellos” son los antisistema, es el establishment el que no quiere cambiar a un sistema mejor, más justo y sostenible como el que, por ejemplo, propone el proyecto Venus o yo mismo en mi ensayo; dicho sea de paso, ambas propuestas coinciden en casi todo –, y los poderosos que lo controlan, saben que es posible un mundo sin necesidad de dinero. Conocen que puede existir una democracia directa gracias a internet y una economía basada en los recursos – y en la huella ecológica que ésta deja en el planeta –. Como consecuencia de todo lo anterior la estructura laboral cambiaría completamente. Oficios como el de basurero, barrendero, trabajar en una cadena de montaje, u otros trabajos extenuantes y peligrosos para las personas, etc, todos ellos, absolutamente todos, pueden ser ya o podrán ser realizados por robots. En un sistema sin el injusto patrón monetario como el que expongo, las personas tendrían cubiertas todas sus necesidades y, en general, desempeñarían sólo aquellas tareas que les reportaran satisfacción. Sí estoy hablando prácticamente de una sociedad del ocio, en la que sólo ciertas tareas muy específicas, imposibles de realizar por robots u ordenadores (¿?), serían desempeñadas voluntariamente por personas. Sé que cuesta de creer pero os voy a mostrar unos ejemplos:

HRP-4. Este robot es uno de los androides más avanzados que la humanidad ha creado. Convenientemente programado y con algunas mejoras podría: trabajar en cadenas de montaje; hacer de mayordomo en nuestros hogares, limpiando, cocinando, haciendo el mantenimiento del hogar, yendo a buscar suministros (ya que hacer la compra no tendría sentido en un sistema sin dinero...); limpieza urbana; agricultor (de agricultura vertical por ejemplo ; vide post correspondiente: http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com/2010/10/vertical-farming-agricultura-vertical.html); constructor; instalador; guardabosques; bombero; reparador; mecánico;... en fin todo lo que se os ocurra. Su precio es de unos 200.000 euros (en “el actual anti-sistema global”, claro) .




ROBOT ÉTICO “NAO”. Nao ha sido diseñado para resolver dilemas éticos. El androide decide que hacer primero en función de un código ético de valoración sobre tres parámetros diferentes: 1. Hacer el bien, 2. Prevenir daños y 3. Ser justo. En el video se describe el proceso de decisión. No dejes de mirarlo es fascinante. Esta máquina, convenientemente mejorada, es ideal para hacer labores en residencias de ancianos, asistente de personas discapacitadas, asistente personal de ancianos (vivan solos o no), enfermería, labores humanitarias ,... ¿y quién dice que un futuro no sea capaz de realizar intervenciones quirúrgicas?. Su precio, 10.000 euros.




HAL 5. El exoesqueleto HAL 5 permite multiplicar la fuerza de la persona que lo lleva hasta tres veces. El artilugio, como podéis comprobar en el video, funciona detectando los impulsos eléctricos que generan nuestras terminaciones nerviosas. El ordenador integrado en el sistema lo interpreta e, inmediatamente, ordena al exoesqueleto, que active la zona anatómica donde se requiera fuerza y movimiento. Es espectacular. Este exoesqueleto es ideal para personas con pérdida de fuerza muscular, patologías de movilidad diversas, para realizar actividades que requieran gran cantidad de esfuerzo físico, etc, pero sobre todo para facilitar movilidad a los ancianos. Su precio se estima actualmente en unos 30.000 euros.



CYBORGS. No debemos olvidar los avances en lo referente a implantes mecánicos o biomecánicos, los cuales pueden ayudarnos a no perder la memoria, a incrementarla, potenciar nuestros sentidos (vista, olfato, oído,...), etc. Para profundizar ver el programa 74 de redes Cerebros y màquinas conectados (link:http://www.redesparalaciencia.com/3980/redes/redes-74-cerebros-y-maquinas-conectados). Estos artilugios integrados en nuestro cuerpo pueden mejorar la calidad de nuestra vejez en un futuro.

Todo lo anterior no es ciencia ficción, es real. Quiero demostrarte que el ser humano y gracias a un cambio sistémico que lo permitiera, podría ser relegado al ocio, a cultivarse, a pensar, a crear, a tareas artísticas, a ingeniar, a investigar,... en general a disfrutar de la vida. Y si por alguna razón (que no se me ocurre en estos momentos) se tuviera que trabajar obligatoriamente, las personas lo harían pocas horas, debido a que el reparto temporal de las tareas sería a dividir entre miles de millones de personas. Sólo con una economía basada en los recursos y teniendo un índice eco económico mundial (IEEM) que limite los recursos a consumir por cada uno de los habitantes de la Tierra – el cálculo del IEEM está basado en la huella ecológica de las actividades antrópicas y en la cantidad global de recursos de los que el hombre puede disponer para que el planeta se regenere por sí solo –, podemos conseguir un mundo mejor para todos los seres vivos del planeta. Por eso debemos unirnos, porque todas los personas del mundo ya sean éstas ricas o pobres, altas o bajas, mujeres u hombres, etc., tenemos, básicamente, las mismas necesidades humanas - como pueden ser la alimentación, la sanidad, la seguridad, el alojamiento, la vestimenta, la educación,...
Conclusión final: La futura inversión de la pirámide demográfica en los países ricos, en la que, presuntamente, habrán más jubilados de los que la población activa pueda sostener, sólo es una perversa estrategia más del “actual antisistema” para atemorizarnos. En definitiva, un evolutivo cambio sistémico unido al apoyo de los robots, podría lograr que la edad de jubilación de todos los humanos pasase de los 67 años a los 0 meses de edad.

3 comentarios:

  1. Vaya, Pep, este artículo me parece extraordinario.
    No le puedo poner ninguna pega a la hora de la viabilidad del proyecto, pero si que me gustaría relacionar el tema haciendo un inciso.

    Para empezar, referiéndome a tu introducción, está claro que la pirámide poblacional no tiene por qué ser un obstáculo a nada. Es más, es un fruto de nuestra evolución como especie en el sentido científico-tecnológico. Y si representa algun problema para el sistema, es debido única y exclusivamente al sistema, que no puede imaginarse como continuar produciendo a escala tan desorbitada si a su ejército de "tercermundistas" mal pagados les ha de añadir a "primermundistas" ancianos.
    Por consiguiente, este sistema de valores sociales producido por el sistema económico se basa en el imaginario económico de consumir más y más, haciendo insostenible cualquier modelo de desarrollismo prehistórico de cualquier estado de occidente.
    Soy partidario que el principal objetivo para construir una sociedad más humana es cambiar los actuales valores de la sociedad.
    ¿Cómo?
    Para empezar, derrocando al actual sistema capitalista. ¿Cómo? Hay muchas vías, que las podríamos detallar y estudiar en un sinfín de horas.
    Una vez deconstruido el "antisistema" y el valor del imaginario económico, seria hora de construir otro sistema, más humano, más social.
    Los valores de la sociedad se deberían basar en el conocimiento y en el humanismo, y como bien dices, en la consecución de los logros individuales en contra de la consecución de un salaria vía-explotación.
    Por tanto, nuestra sociedad, humana y crítica, podría construirse, como tal, en los cimientos del conocimiento científico-tecnológico adquiridos hasta ahora y en los del humanismo.
    Eliminado el imaginario económico y por tanto la eliminación definitiva de las necesidades creadas, el ser humano tendria como objetivo el vivir bien (no más, ni mejor), y de saciar sus necesidades básicas. Y como Pep bien dice, lograría tener el suficiente tiempo para desarrollar sus mayores inquietudes, que, una vez eliminado el actual "antisistema", solo podrían contribuir positivamente a la sociedad.
    La revolución científico-técnica obtenida hasta ahora, y el cambio del sistema educativo, lograrian enfocar la la ciencia y la tecnologia no al ámbito desarrollista ni productivista, sino al humano. Con todo esto podríamos desarrollar infinidad de máquinas, robots, androides y protohumanos que consiguieran hacernos la vida más sencilla, dotando al ser humano, de incluso más tiempo de desarrollarse intelectualmente, y claro está, como humano.
    Parece utópico, pero no lo es. Es complejamente una idea, y como todos sabemos, una idea es el principio de todo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya... me identifico bastante en tu modo de contemplar el futuro. No sé si será gracias al protagonismo de los ciborgs... soy un poco escéptico al respecto. Pero sí creo que el trabajo, tal y como lo conocemos hoy en día, es una forma de esclavitud más. Cuando estudié en la facultad, recuerdo que nos dijeron que redactásemos un escrito sobre cómo pensábamos que sería el futuro. Y me acuerdo que mi imaginación me llevó a redactar un mundo donde las personas no trabajaban, sino que la sociedad estaba tan bien organizada, que todo podía realizarse a través de las redes tecnológicas y unos potentes ordenadores inteligentes. Tan solo había unos pocos trabajos que debían seguir siendo realizados por los humanos. Pero estas pocas personas, que trabajaban para que el resto gozara de libertad, eran considerados como héroes.
    Por último, comentar que tengo un blog, y que mi primer post, escrito en enero de 2010, analiza el trabajo como una forma de dominación más. Os pongo el enlace, por si os interesa leerlo:

    http://ignasimeda.blogspot.com/2010/01/el-trabajo-como-dominacion-una-cuestion.html

    ResponderEliminar
  3. Carlos e Ignasi, hay una idea similar, nada utópica, basada en el método científico, y eliminando la necesidad de dinero y competencia. La economía basada en recursos. Podéis informaros más en estos sitios:

    http://www.youtube.com/watch?v=5aLGFZDiwRs
    http://movimientozeitgeist.org
    http://www.thevenusproject.com/

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Comentarios