domingo, 30 de enero de 2011

CRISIS TOTAL

No nos encontramos ante una crisis meramente económica. Tenemos, aparte de la totalmente artificial crisis económico-financiera, una gravísima crisis climática, una crisis socio-cultural mundial, crisis en la gestión de los recursos naturales, supercontaminación, superpoblación,... Nos encontramos de lleno en una peligrosísima crisis sistémica provocada por la ambición, codicia y egoísmo de unos pocos hombres, pero muy poderosos, que controlan la economía, los recursos naturales, los gobiernos y, por supuesto, al resto de seres vivos del planeta.



Los términos empresa, directivos, trabajadores, nuevos empresarios,..., son anticuados, deben formar parte del pasado del hombre. Es inútil continuar creando absurda complejidad y cantidades ingentes de hipocresía en un sistema tiránico, injusto y obsoleto como es el “antisistema económico” global. Empecinarse en sostener un sistema insostenible para la mayor parte de la humanidad o bien es porque se es víctima del elitismo, es decir, se forma parte directa o indirecta de la reducida masa humana que ostenta el poder y que, lógicamente, no quiere perder sus privilegios, o bien se ignora la realidad voluntariamente o no – sabemos que “nuestro cerebro nos engaña” –, o bien se es víctima del secular lavado de cerebro que el “antisistema” realiza en nuestras mentes desde que nacemos. Por eso es imposible realizar un auténtico aprendizaje social y emocional en un mundo corporativo, y no sólo eso, si no que es muy peligroso que los dueños de las grandes corporaciones aumenten aún más de lo que ya saben, que es mucho, su conocimiento sobre las emociones. Estos despiadados (en su mayoría psicópatas) propietarios de las grandes corporaciones emplearán en su propio y exclusivo beneficio todos estos avances en neurociencia, educación emocional, sociología, etc, nunca en beneficio de la sociedad. Así vienen haciéndolo, progresivamente, desde el surgimiento del sistema monetario. Por ejemplo, nos quieren incrustar la idea de que “trabajar es un placer” pero sólo lo es cuando verdaderamente se trata de un acto voluntario, no de una esclavitud encubierta como ocurre con la gran mayoría de los ciudadanos del mundo. El sistema trata de engañarnos, enredarnos y confundirnos constantemente con, sólo en apariencia, nuevas estrategias corporativas.

Estamos perdiendo el tiempo discutiendo en asuntos que no nos llevan a ninguna parte sólo a perpetuar a los poderosos y sus vástagos en el poder, mientras la mayor parte del planeta empobrece, muere por no tener dinero y destruimos injustamente todos los ecosistemas planetarios.

Como dice Jacques Fresco: “This shit got to go!”, y yo pienso exactamente lo mismo... ¡Esta mierda se tiene que acabar!. Sinceramente estoy harto de observar como se engaña y confunde a la gente con perversas estratagemas destinadas a lavar sus cerebros.

Lo cierto es que tenemos todo lo necesario para hacer un mundo sostenible, no un “antisistema” como el actual (totalmente insostenible se mire como se mire). Podemos hacer un mundo donde se aprenda con la educación emocional, dónde se aprenda neurociencia, sociología, pacifismo,..., una sociedad verdaderamente democrática (democracia directa), con una economía “sin dinero” basada en los recursos (eco-economía) y respetuosa con los ecosistemas terrestres gracias a las nuevas tecnologías... Amigos, insisto, estamos perdiendo un valiosísimo tiempo para cambiar el mundo. ¡ Tenemos que hacerlo ya !

“We can be heroes!!!”; David Bowie.

lunes, 24 de enero de 2011

LUCHAR PARA CAMBIAR EL MUNDO

Sin lugar a dudas, la humanidad posee hoy todos los avances tecnológicos y el conocimiento científico para hacer un mundo mejor. Sin embargo, no podemos hacerlo porque no nos dejan liberar nuestras mentes... Quieren que sigamos comportándonos como obedientes corderitos...


Si bien somos propensos a actuar como el resto de animales, dejándonos llevar por nuestras emociones, instintos, intuiciones, etc, el día a día y nuestro entorno, están expresamente diseñados para que no tengamos tiempo para razonar y evolucionar como especie consciente. Sí, la mayoría de personas actúan como corderos porque no les queda más remedio. Unos, el 80% de la población mundial, porque están pendientes de sobrevivir, de comer, en un medio hostil en el cual la codicia y ambición de unos cuantos no les permite salir del pozo de la miseria. Por esa ilimitada y maldita codicia de unos hombres enfermos de poder, psicópatas casi todos, que constituyen un ridículo porcentaje de la población mundial (menos del 1% de la humanidad), decenas de miles de niños mueren de hambre a diario en nuestro planeta, los ecosistemas y la biodiversidad desaparecen exponencialmente, la crisis climática se agudiza, así como la pobreza y la hambruna, entre otras muchas calamidades que podéis constatar por vosotros mismos. Una minoría de seres humanos, en torno al 20% de la población mundial, vivimos en países o en micro-sociedades alienadas y aborregadas por el capital (el dinero),  por la seducción del marketing y la publicidad, y dejándonos llevar por las debilidades neurológicas de nuestro cerebro que nos engaña para que no veamos que vivimos en un pequeño mundo injusto y despiadado con los seres vivos más débiles. Amigos estamos colapsando el planeta, somos, sin temor a equivocarme, una plaga...

Por todo ello ha llegado el momento de evolucionar como especie y luchar por un mundo mejor. Lo tenemos todo para liberar al mundo de su artificial y neolítica podredumbre e injusticias, debemos ser conscientes de ello. Debemos ser críticos, y sentir y razonar al mismo tiempo, sólo así conseguiremos evolucionar como especie. Los que tenemos tiempo para pensar debemos concienciar al resto. Son sólo unos pocos antidemocráticos, ambiciosos y violentos “seres inhumanos” los que dominan el planeta, quitémosles pacífica, racional y democráticamente un poder que no merecen.

Pep

domingo, 16 de enero de 2011

WIKIPOWER

Como sabéis, el propósito principal de este blog es el de crear consciencia crítica a nivel planetario. Algo que si no fuera por internet hubiera sido impensable hace tan sólo 15 años. Aunque mis palabras puedan resultar evidentes es muy importante tener consciencia del poder de un medio masivo como la red. Gracias a Wikileaks, a Wikipedia, a Youtube, a los blogs gratuitos, etc, la población de la Tierra con "acceso libre" a internet tenemos en nuestras manos la posibilidad de intercomunicarnos, aprender y cambiar el mundo.
Autor: Sergi Peragón
De nuevo mis palabras son evidentes. Pero entonces, ¿cuál es el motivo de este post?. Todo nuevo avance artificial, toda evolución tecnológica de especie, en un sistema tan burocrático como el que nos controla a nivel planetario, está poco regulado y controlado legislativamente en sus inicios. Pues bien, ahora todavía nos encontramos en los albores de internet y es por ese motivo que debemos estar muy alerta. Debemos de ser conscientes de que pronto las grandes corporaciones e instituciones de poder vinculadas a ellas, intentarán poseer el control absoluto de internet y, por lo tanto, la libertad de los ciudadanos será cercenada y controlada por “El Gran Hermano” de Orwell, que es lo que constituye, en realidad, el actual sistema global capitalista (el verdadero e insostenible para el planeta "ANTISISTEMA”).

Un ejemplo claro de futura regulación y limitación de libertades por parte del ANTISISTEMA será, muy probablemente y si no lo evitamos a tiempo, Wikileaks. Wikileaks nos evidencia las verdades y vergüenzas del ANTISISTEMA, algo que muchos conocemos pero que Julian Assange y sus colaboradores constatan con sus informes. Pronto las garras del gran capital y los gobiernos mundiales que lo representan, casi todos los de la Tierra, harán que Wikileaks sea eliminado de la red. Y eso será sólo el principio. Próximamente se regulará y controlará aún más que en la actualidad el contenido de todas las páginas web, blogs, etc, del planeta. Excusas como el terrorismo, la pederastia, etc, darán pie a una regulación absoluta de la red. El terrorismo y la pederastia, por ejemplo, son absolutamente condenables y los seres humanos que lo practican y/o se lucran de ello también. Sin embargo, ambas prácticas, no pueden servir de excusa para crear leyes internacionales que acoten aún más nuestra libertad y última esperanza intercomunicativa, la única que puede ayudarnos a cambiar, por el momento, este mundo cada vez más podrido y ensuciado por los que codician el dinero.

Ahora los ciudadanos del mundo todavía tenemos el “WIKIPOWER” y debemos protegerlo a toda costa. Utilicemos sin demora el WIKIPOWER, en bien de la humanidad y de todos los seres vivos de nuestro mundo.

(En homenaje a Miquel Siraña: grandísimo idealista, artista y ser humano. Hoy nos ha abandonado en esta triste mañana de domingo a la edad de 67 años. Te echaremos de menos...).

Pep Peragón

miércoles, 12 de enero de 2011

COMPRAR TIRAR COMPRAR

Extraordinario y clarividente documental de denuncia - que todo el mundo debería visionar -, sobre como la industria programa intencionadamente la obsolescencia de los productos y, de este modo, crear un bucle de consumo corrupto y destructivo para con el medio ambiente, entre otras muchas consecuencias insostenibles para el planeta. No podemos continuar permitiendo esta intolerable situación de autodestrucción ecosistémica.


domingo, 9 de enero de 2011

ECOLOGICAL ECONOMY O RESOURCE BASED ECONOMY (ECONOMÍA ECOLÓGICA O BASADA EN LOS RECURSOS): EL IEEM

Nuestro actual sistema económico global es injusto, anticuado y obsoleto. Los que leéis mi blog habréis comprobado que de vez en cuando he mencionado la necesidad de cambiar el sistema económico actual (el verdadero ANTISISTEMA) por una economía ecológica (eco-economía o "Ecological Economy"), también llamada economía basada en los recursos ("Resource Based Economy"). Para ello debemos erradicar el dinero definitivamente de la faz de la Tierra. Pero al erradicar el dinero surge un problema, ¿con qué valoramos los recursos?,¿cómo podemos repartirlos entre todos los humanos equitativamente?, etc. Mi apuesta es la creación de un Índice Ecológico Económico Mundial (IEEM) que nos permitiría solventar el problema. Os voy a mostrar aquí, a grandes rasgos, en qué consiste el IEEM en una ECO-ECONOMÍA como la que describo en mi ensayo.

Autor: Sergi Peragón
El IEEM surge, fundamentalmente, a partir del concepto de huella ecológica y se calcularía de la siguiente forma:

-          Primero. Para calcular el IEEM tenemos que contabilizar (inventariar) todos los recursos naturales y materiales (renovables, reciclables, sin emisiones de gases de efecto invernadero o compensables a nivel de GEI) de que disponemos los humanos, con la condición de que, al servirnos de ellos, no se desestabilizan los actuales ecosistemas globales. Es decir sólo utilizaríamos, por lo general, lo que el planeta puede regenerar de manera natural.
-          Segundo. Debemos cuantificar la energía de que disponemos a nivel planetario (en un futuro como el que tú y yo deseamos, procedentes el 100% de energías renovables), y el consumo necesario para las necesidades antropogénicas, todas ellas sostenibles para Gaia.
-          Tercero. Calcular la huella ecológica anual que le corresponde a cada uno de los seres humanos que poblamos la Tierra para que ésta pueda regenerarse sobradamente (por ejemplo 1,5 hectáreas). A esta huella ecológica individual le asignamos un IEEM individual – personal e intransferible, electrónico, y contabilizado en una base de datos mundial –, anual, acumulativo (de esta forma se fomenta el ahorro ecológico). Ese IEEM es asignado a cada uno de los ciudadanos del planeta (A TODOS Y POR IGUAL). Por ejemplo 12000 IEEM anuales por persona y año.
-          Cuatro. Se calcula la huella ecológica de producir cada producto (alimentos, prendas, otros,...) y también se le asigna un IEEM (un coste económico ecológico) a cada uno de ellos. Por ejemplo una bicicleta podría costar 1500 IEEM o una barra de pan 1 IEEM.

Pero se deben respetar ciertas normas como:

-          El IEEM personal no se puede intercambiar, no sirve para comerciar, es acumulativo y se gasta conforme se adquiere un bien o producto determinado.
-          Cuando un producto (no biológico, evidentemente) se estropea – los productos serán hechos para durar, no como los de ahora que son para consumir y desecharlos sucesivamente –, primero se intenta reparar. Caso de no poder repararse se recicla (todos los productos deben ser reciclables al 100%). La persona que lleva a reciclar este producto incrementa su IEEM personal en la misma proporción de IEEM que ahorra al sistema productivo. Es decir, en la misma proporción en la que se reduce el impacto de la huella ecológica con este acto.
-          Los recursos, los alimentos, los productos, los edificios, infraestructuras, etc, sólo tienen una forma de medirse: las unidades de medida internacionales que mesuran los recursos necesarios para su elaboración (Kcal, Kgs, toneladas, metros, litros, kW,...) y el impacto sobre el medio para obtenerlos, es decir, la huella ecológica. Cada uno de los productos, recursos, etc, deben tener asignados, en función de su abundancia y huella ecológica, un IEEM. Por ejemplo, el platino y el paladio son metales escasos, tienen un impacto ecológico alto ya que la explotación de sus minas es altamente agresiva con el medio, (por suerte gran parte de estos minerales ya han sido extraídos) y su necesidad para fabricar pilas de combustible es alta. Por lo tanto el paladio, el platino y las pilas de combustible, de entrada tendrán cada uno de ellos un IEEM unitario elevado. En el caso de la pila de combustible, el IEEM de producción será la suma del IEEM del platino o paladio, más el IEEM de la energía necesaria para construirla, más el IEEM particular de cada uno del resto de materiales que la conforman, etc. Es decir en vez de contabilizarlo todo con dinero lo hacemos con coste ecológico o IEEM.
-          Habrá un presupuesto de IEEM anual para cada individuo, población local , regional,... y mundial (lo es por definición). Así cada estamento podrá invertir de forma sostenible IEEM en lo que estime necesario para la comunidad.  Un IEEM global anual – un presupuesto global planetario – el cual garantizará sobradamente la regeneración anual de todos los ecosistemas del planeta. En él se contemplarán todos los recursos de los que la humanidad puede disfrutar y será repartido equitativamente entre todos los humanos.
-          También existirá, aparte del IEEM individual (que servirá para adquirir todo tipo de bienes), un IEEM básico personal que garantizará cubrir las necesidades primordiales de toda la población mundial por igual. En otras palabras, cubrirá la alimentación e hidratación, vestimenta, seguridad, vivienda, higiene, sanidad y educación obligatoria, de todos los seres humanos del planeta independientemente de si cuesta más o menos impacto ecológico el conseguirlo. De este modo se compensará, solidariamente, a los lugares del planeta con mayores dificultades para procesar recursos naturales. No es lo mismo obtener alimentos en un lugar donde la tierra de labor es pobre en nutrientes y/o con carencia de recursos hídricos, que en un lugar donde hay abundancia de ambos recursos. Sin embargo el sistema siempre debe ser equilibrado, es decir, si conjuntamente ambos procesos productivos (el dificultoso y el más productivo) sobrepasan la huella ecológica predeterminada para la sostenibilidad ecosistémica, entonces la población menos favorecida por la pobreza de sus tierras, debería plantearse, de forma democrática y pacífica, el traslado e integración a un lugar más favorable para su subsistencia. De todas formas pienso que con la agricultura vertical (ver post correspondiente) esto no sería un problema significativo, y por lo tanto el IEEM básico sería el mismo para cada uno de los seres humanos del planeta.
-          El conocimiento, la ciencia y tecnología están a disposición y beneficio de todos y cada uno de los habitantes del planeta.
-          El hombre no vive sólo en el planeta por tanto uno de sus objetivos como especie debería ser el de ser guardián y conservador de su biodiversidad. El hombre no es superior al resto de seres vivos. El planeta no le pertenece al hombre, más bien al contrario.
-          El IEEM personal no se gana si no que viene dado por la optimización, eficiencia, ecología y sostenibilidad del sistema global basado en los recursos planetarios, en la que todos los humanos participamos. Por lo tanto el IEEM personal se asigna.
-          El IEEM no es dinero, si no el valor ecológico de los recursos y es directamente proporcional a la huella ecológica. Si un producto provoca una huella ecológica alta también tendrá un IEEM elevado.
-          El IEEM personal siempre estará en función de la población mundial y de la huella ecológica de los productos necesarios para las actividades humanas. A mayor población menor IEEM personal disponible para cada uno de los habitantes del planeta o, a mayor eficiencia productiva y menor impacto de la huella ecológica en la producción, mayor IEEM personal dispondrán las personas para sus necesidades particulares.
-          La economía basada en los recursos no debe emitir GEI (o al menos debe compensarlos, en el peor de los casos), no contamina, utiliza energías realmente renovables y produce productos y bienes, realmente sostenibles, reciclables y ecológicos.

De este modo conseguimos:

-          Tener una economía basada en los recursos directamente relacionada con la sostenibilidad de los mismos, contribuyendo de este modo a la conservación de todos los ecosistemas y de la biodiversidad terrestre.
-          Enfocar la economía hacia el bienestar humano y ecosistémico, no a la falsa creación de riqueza (“la riqueza, como la materia, ni se crea ni se destruye sólo se transforma”, me encanta esta frase...) y beneficio financiero de los dueños del capital.
-          Qué todo el mundo pueda acceder a los recursos de forma justa.
-          No exista el comercio ni el intercambio de mercancías por formar parte de un sistema obsoleto y anti-evolutivo (“el verdadero antisistema”).
-                      La eliminación de todos los trabajos relacionados con el dinero.
-                      Que las personas tengan tiempo para realizar sus deseos o trabajar vocacionalmente.
-          Qué cada uno escoja lo que necesita. A uno quizás le gustaría tener un piano y una guitarra, pero a otra persona quizás prefiera tener un telescopio muy potente para observar el Universo, etc... Lo que está claro es que todo no se puede tener, el planeta tiene unos límites. Debemos escoger lo que más nos gusta, siempre que esto sea sostenible para el planeta, evidentemente... Podemos tener un piano no una docena.
-                      El IEEM define el límite de consumo marcado por la regeneración anual ecosistémica planetaria y lo relaciona con las actividades antrópicas. El IEEM disponible aumentará de valor si se fomenta cada vez más la elaboración de productos necesarios para la supervivencia humana con un menor impacto ecológico y por tanto, más eficientes, duraderos, racionales y sostenibles para los ecosistemas planetarios.
-                      El IEEM ayuda a beneficiarse de todos aquellos conocimientos y avances tecnológicos respetuosos, al 100%, con Gaia.

Espero que mi idea sea comprensible y de tu agrado. Si tienes preguntas al respecto no dudes en realizármelas. El IEEM es un concepto que debe ser madurado y evolucionado constantemente (y entre todos) hasta que sea fácilmente asimilable por cualquier ser humano.

Un abrazo,

Pep

lunes, 3 de enero de 2011

EL FALSO LIDERAZGO: UNA FATOCHADA CREADA PARA ABORREGARNOS

No podemos hablar de liderazgo, ni de educación emocional, ni de nada que se le parezca, mientras "sobrevivamos" en un sistema diseñado para que nos "lideren" los psicópatas...

Autor: Sergi Peragón
Sí, los más adaptables a nuestro sistema capitalista global son los que menos empatía y emociones sienten. Vivimos, en realidad, en un ANTI-SISTEMA que intentará impedir, con todos los medios a su disposición, que el mundo de los hombres evolucione, y se respete, además, la existencia del resto de seres vivos del planeta. En el presente ANTI-SISTEMA todo se corrompe y desvirtúa por el dinero, y todos los que lo codician. Además, no podemos hablar de democracia en ningún país del mundo ya que ésta en realidad no existe. En cambio si podemos hablar de tiranía del capital y de “senescalismo” político. Esto que los políticos llaman constantemente “democracia” no lo es ni por asomo. Más bien se trata de una forma muy, pero que muy indirecta de “nanodemocracia”. Y es que, teniendo un medio tan potente como internet ya podemos empezar a plantearnos una verdadera democracia directa, dónde el pueblo verdaderamente decida sobre su futuro mediante REFÉNDUMS diarios, si ello fuera necesario.


Por otro lado, la mayor parte del pueblo “se comporta como un rebaño de corderos” por que “los pastores” (o “...la tiranía de los hombres malos...”) así lo han predispuesto. Sólo algunos, en un momento u otro de nuestras vidas, hemos tenido la humilde fortuna de ser acariciados por “la consciencia crítica”, la única que puede cambiar el mundo. Debemos conseguir que una gran mayoría de personas se contagien de la nueva consciencia crítica de especie. Sólo entonces estaremos preparados para implementar la verdadera educación emocional, la democracia directa, la eco-economía y la abolición del dinero (economía ecológica o basada en los recursos), para devolver a la naturaleza a un estado lo más parecido posible al de la era pre-industrial, para hacer un mundo más ilustrado, más justo y, sobre todo, más humano, etc.


La palabrota “liderazgo”, no es más que una fatochada, un término readoptado y desvirtuado por falsos gurús (economistas pro “ANTI-SISTEMA” la mayoría) que intentan crear con el “management” un método absurdo y perverso de control humano.


CONCLUSIÓN: Los líderes o guías que necesitamos AHORA para cambiar el mundo (sí, sí, he dicho “cambiar el mundo”) deben ser (y demostrarlo) altruistas, sabios y no deben codiciar poder alguno. ¿Qué no existen? Yo conozco unos cuantos... Hay más Gandhi’s y Einstein’s, etc, en este mundo de los que imaginas. Debemos aprender a identificarlos.

NETWORK: NO VOY A DEJAROS EN PAZ...